El Baile de Novios

El baile nupcial da el pistoletazo de salida a tu gran fiesta, de ahí su importancia. Después de la cena, llega el ‘momento baile’. Un paso temido por muchos pero imprescindible para todos. Como sois los únicos bailarines en la pista, es necesario que lo hagáis correctamente y que lo hagáis bien. Sin duda, muchos necesitaréis ayuda extra. No os preocupéis, es normal.

Muchas parejas siguen apostando por el tradicional vals: El Danubio Azul, Sangre Vienesa o el Vals del Emperador son algunos de los más habituales. En general, los creados por la familia Strauss.

Aunque el vals siga siendo un clásico lo cierto es que cada vez más suenan canciones que a los protagonistas del enlace os traen buenos recuerdos: la melodía que sonó en vuestra primera cita, la que siempre llevabais en el coche… Suelen ser románticas, pero tampoco resulta extraño escuchar pop, rock o incluso salsa. Todo está permitido si tiene sentido para vosotros.

Clases prácticas

En las bodas ya no es imprescindible el vals, y en realidad son muchos los novios que preparan actuaciones brillantes, que provocan aplausos y preparan el ambiente para la gran fiesta. Si todavía no eres un experto bailarín o no lo tienes claro, basta con que acudas a un centro de baile un mes antes.

Normalmente vienen solo los novios, aunque en ocasiones también acuden los padrinos (el tope son tres parejas). Y, si antes todos apostaban por el vals nupcial, ahora son más arriesgados y prefieren una canción o una recopilación. Les preparamos la coreografía y se la grabamos, para que ensayen en casa. Para evitar contratiempos, siempre recomendamos que ella practique con una falda con el mismo largo que el vestido y él con los zapatos que va a llevar ese día.

 

El orden de los factores…

…altera el producto. El protocolo establece que el segundo tema debe reunir a los novios y los padrinos. Ella con el padre de él y él con la madre de ella. En este baile, deberán participar las parejas de vuestros suegros y bailar con vosotros también: la novia con su suegro, el novio con su suegra y los padrinos juntos. Si falta alguno de ellos, debes pensar en un sustituto, para que nadie se quede sin pareja. Después, también podrán sumarse otros familiares y amigos. Tras los dos bailes establecidos, viene el cambio de música y empieza la fiesta, la otra fiesta.

Bailes sorpresa

Se han incorporado recientemente, pero su éxito es cada vez mayor. Suelen prepararlo las amigas de la novia, con ayuda del novio, o los amigos de éste, en connivencia con la novia. Perfectamente organizados, se suele grabar la coreografía para que cada uno pueda practicar en solitario y luego hacer varios ensayos generales. Requiere un esfuerzo para todos, pero lo cierto es que el resultado vale la pena. Son de esas cosas que puedes ver una y otra vez y no cansarte nunca.

Bascón Bodas
Para que sea perfecto, mejor una recopilación que una sola canción. Y, por supuesto, el efecto sorpresa. ¿Recuerdas la escena del restaurante del filme ‘La boda de mi mejor amigo’? ¡Inolvidable! Pues el resultado debe ser igual: ¡de película!

Fuente: Bodas.net